¿Qué es la apnea del sueño?

La apnea del sueño es un trastorno común en el que la persona que lo sufre hace una o más pausas en la respiración o tiene respiraciones superficiales durante el sueño.

Las pausas pueden durar entre unos pocos segundos y varios minutos. A menudo ocurren entre 30 veces o más por hora. Por lo general, la respiración vuelve a la normalidad, a veces con un ronquido fuerte o con un sonido parecido al que una persona hace cuando se atraganta.

Casi siempre la apnea del sueño es un problema crónico (constante) de salud que altera el sueño. La persona pasa de un sueño profundo a un sueño liviano cuando hay una pausa en la respiración o cuando la respiración se vuelve superficial.

Por esta razón, el sueño es de mala calidad y se siente cansancio durante el día. La apnea del sueño es una de las principales razones por las cuales una persona puede sentir mucho sueño durante el día.

Revisión general

A menudo la apnea del sueño se queda sin diagnosticar. Por lo general, los médicos no pueden detectarla durante las consultas corrientes. Además, no hay pruebas de sangre para este problema.

La mayoría de las personas que sufren apnea del sueño no saben que la tienen porque solo ocurre durante el sueño. El primero en notar los signos de la apnea del sueño puede ser un familiar o quien duerme en la misma cama con la persona afectada.

El tipo más común de apnea del sueño es la apnea obstructiva del sueño. En ella las vías respiratorias se estrechan o bloquean durante el sueño. Esto causa respiración superficial o pausas en la respiración.

Cuando la persona trata de respirar, el aire que logra pasar por la parte obstruida puede causar ronquidos fuertes. La apnea obstructiva del sueño es más frecuente en personas con sobrepeso, pero puede afectar a cualquiera. Por ejemplo, los niños pequeños que tienen las amígdalas inflamadas pueden tener apnea obstructiva del sueño.

La apnea central del sueño es un tipo menos frecuente de apnea del sueño. Sucede cuando la parte del cerebro que controla la respiración no envía las señales correctas a los músculos respiratorios. A consecuencia de esto, la persona no hace esfuerzos por respirar durante períodos cortos.

La apnea central del sueño puede presentarse en cualquier persona. Sin embargo, es más frecuente en quienes sufren ciertas enfermedades o usan ciertas medicinas.

La apnea central del sueño puede ocurrir sola o con la forma obstructiva de la enfermedad. Por lo general, en la apnea central del sueño no se producen ronquidos.

Perspectivas

La apnea del sueño que no recibe tratamiento puede:

  • Aumentar el riesgo de sufrir presión arterial alta, ataque cardíaco, accidente cerebrovascular (derrame cerebral), obesidad y diabetes

  • Aumentar el riesgo de que ocurra insuficiencia cardíaca o de que ésta empeore

  • Aumentar las probabilidades de que haya arritmias o latidos irregulares del corazón

  • Aumentar las probabilidades de sufrir accidentes automovilísticos o de trabajo

Unidad Medicina del Sueño

Unidad multidisciplinaria destinada al estudio y tratamiento de los trastornos del sueño, dentro de los cuales el más frecuente es el Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño. 

Jefe: Dr. Ariel Cisternas, Otorrinolaringólogo

Staff: Dr. Oscar Carrasco, Broncopulmonar; Dr. Sergio Trujillo, Broncopulmonar; Dr. Juan Carrillo, Internista; Inia Retamal, Secretaria.

Turnos de sueño: Carolina Urbano, Enfermera; José Ignacio Marmolejo, Kinesiólogo; Patricia Sandoval, Tecnólogo médico; Marco Martínez, Técnico paramédico.